GANADORES DEL VII PREMIO INTERGENERACIONAL DE ENSAYO Y RELATO BREVE CONVOCADO POR LA FUNDACIÓN UNIR-IBERCAJA

Una vez más los alumnos del Colegio han sido ganadores  en su categoría del consurso que convoca la Fundación Unir:

MARIA LAFUENTE, primer premio, Elsa Andreu, Claudia lázaro y Ruben Barreras, finalistas

LAS DOS CARAS DE LA MONEDA

Maria Lafuente Omecaña- 3º de ESO- 13 años

            Tristemente en esta sociedad no existe la igualdad. Aun estando en el siglo XXI hay mucha diferencia entre los derechos de cada persona. Tanto tu sexo como tu raza como tu religión, o incluso hasta tu orientación sexual, son aspectos que, quieras o no, influyen en las vidas de todos. Tristemente es así.
            La superficialidad, es un concepto planteado principalmente por la psicología social, es la cualidad que se centra en juzgar algo o a alguien solo por su capa exterior. Esta condición es una de las principales causantes de algunas faltas de respeto porque, si no tienes ninguna información sobre una persona en lo único en lo que te puedes fijar es en su exterior, y si a eso le sumas que hemos estado toda la vida escuchando comentarios generalizando sobre un tipo de persona, lo normal es que lo imitemos. Es normal que lo hagamos, por instinto todos lo hacemos, e incluso a veces nos previene; pero, en la mayor parte de las ocasiones, no es así, ya que por tu físico no deberías de tener unas cualidades asignadas. Ser inmigrante no significa que seas una persona conflictiva o que lo único que hace es robar o, el hecho de ser mujer no significa que seas inferior.
            A lo largo del tiempo la superficialidad ha ido desapareciendo, aunque no del todo.Se han hecho grandes avances en actitudes como estas que pueden derivar en racismo, que es tan simple como juzgar a una persona que no conoces de nada solo por su raza. Durante muchos años este fue uno de los principales problemas de la sociedad. La segregación racial trataba de la separación en distintos grupos raciales en la vida diaria. Esto fue un grave problema sobre todo en Estados Unidos ya que no fue hasta 1965 cuando Kennedy y Lyndon Johnson firman la Ley de Derechos Civiles, la que prohíbe la segregación racial en espacios como escuelas, lugares de trabajo, restaurantes y espacios públicos. También dictaron que quedaba prohibido la aplicación desigual de los requisitos de registro de votantes. Esto fue un gran paso hacia la igualdad de razas. Y lo más probable es que todo esto haya sido gracias a Martin Luther King un activista estadounidense que veló por la no discriminación, el derecho al voto, y otros derechos civiles básicos para la gente negra de los Estados Unidos. Entre otras cosas, he averiguado que este hombre participó en múltiples protestas contra la pobreza y la guerra de Vietnam, estas acciones le otorgaron en 1964 el Premio Nobel de la Paz.
     Hoy en día uno de los problemas sociales más importantes es el machismo, el pensar de alguna manera que el hombre es superior a la mujer. Esta mentalidad provoca que en el siglo XXI siga habiendo trabajos en los que, por el mismo trabajo realizado, te paguen menos por el mero hecho de ser mujer, o que incluso aún hay gente que sigue pensando que las tareas de las mujeres son quedarse en casa haciendo las labores del hogar o cuidando de los niños. Debido a esto, durante miles de años, algunas mujeres que querían tener un sitio en la ciencia o en algún campo, para poder ser juzgadas por su trabajo y no por su género, han tenido que ponerse nombres neutros o seudónimos.El ejemplo más conocido el de la autora de la saga de Harry Potter que, para que las editoriales no tuvieran prejuicios, puso J. K. Rowling; a día de hoy es una de las escritoras más famosas del mundo. Otro gran ejemplo es el de la famosa científica Marie Curie, una pionera en el campo de la reactividad y que dio nombre a un elemento químico. Ella fue la primera persona en obtener dos Premios Nobel en distintas categorías, y la primera mujer en conseguir el puesto de profesora en la Universidad de París. Mujeres como Frida Kahlo o como Rosa Parks son algunas de las que cambiaron la manera de pensar en su época y permitireron a muchas personas acercarse más al feminismo, a la igualdad.
     El feminismo es según la Real Academia Española un principio de igualdad de derechos entre la mujer y el hombre.Este concepto ha conseguido cambios entorno al voto de la mujer, la igualdad ante la ley, el derecho a la educación y al trabajo entre muchos otros. Este aspecto ha conseguido mucho a lo largo de la historia pero aún sigue habiendo injusticia como que hoy en día en Egipto al 92% de las egipcias casadas han sufrido mutilación genital femenina aunque esté prohibido desde el año 2008. En Líbano se permite el llamado “crimen de honor” por el que, si un padre o hermano descubren un adulterio por parte de su hermana o hija, les da derecho a poder matarla. En Irán las mujeres tienen la posición de ciudadanas de segunda, se les obliga a seguir un estricto código de vestimenta y se les obliga a llevar velo,; además, necesitan la autorización de un hombre para estudiar, para participar en eventos deportivos o incluso para trabajar.
       Afortunadamente España es el quinto mejor país para las mujeres según diferentes estudios, destaca positivamente en la inclusión de la mujer en la vida académica, financiera, o por su representación parlamentaria. También se destacan los altos niveles de seguridad, los bajos niveles de violencia en el entorno familiar y la ausencia de violencia en el ámbito social o violencia organizada. Además, España también es el país con más aceptación hacia los homosexuales del mundo, el 88% de la gente defiende sus derechos y fue el tercer país en legalizar el matrimonio homosexual en el año 2005; ese mismo año se celebraron cuatro mil quinientas bodas homosexuales. Hasta ahora solo en veinte países son legales estos matrimonios una cifra bastante baja, pero importante si tenemos en cuenta que, cuando se legalizo por primera vez era en el dos mil uno en Países Bajos. En alrededor de setenta países del mundo es ilegal ser gay o lesbiana, y en seis de ellos se castiga con pena de muerte el mantener una relación con alguien de tu mismo sexo. En veintiséis países la pena por ser homosexual oscila entre los diez años de cárcel y la cadena perpetua. Y en treinta un países se castiga con hasta ocho años de cárcel. En resumen, en uno de cada tres países es peligroso mostrarte como miembro de la comunidad LGTBI.
       Estos no son los únicos grandes problemas en el mundo, hay uno que, si no lo cambiamos ya, será demasiado tarde. El alto índice de contaminación que lleva varios años, empieza a dar sus frutos. Hoy en día se considera que ocho mil muertes diarias están relacionadas con el aire exterior; también se estima que cada ocho segundos un niño muere debido al consumo de agua contaminada. Se espera que a mediados de este siglo se extingan del treinta al cincuenta por ciento de las especies por la desaparición de su hábitat y el consumo irresponsable. Alrededor de 6000 millones de kilogramos de basura cada año es arrojada a los océanos, lo que provoca la muerte de miles de especies.
            Estos datos, en mi opinión, son vergonzosos porque, aunque hemos avanzado mucho en algunos aspectos como en la tecnología. en cambio hay otros en los que parece que no hemos evolucionado nada o incluso hemos retrocedido. Parece que no hemos evolucionado lo suficiente como para dejar que una persona sea libre de decidir con quién quiere estar y a quién tiene que querer, o al seguir pensando que un género es inferior a otro, o que una raza es peor que otra. Deberíamos ser libres, tener los mismos derechos que los demás, deberíamos poder dar nuestra opinión sin ser amenazados. Deberíamos ser conscientes de que un acto tan simple como arrojar un desperdicio al mar puede estar causando la muerte y, aunque ahora no lo veamos, nuestros descendientes sí lo sufrirán. Verán cómo hemos destrozado su mundo sin sentir una pizca de resentimiento; verán cómo los hemos obligado a ser prisioneros de unas condiciones que nosotros mismos hemos creado y que les acabarán pasando factura.
            En este mundo sigue habiendo grandes injusticias, que en la mayoría de los casos ni siquiera se nos comunican, para que no nos alarmemos pero las verdades siempre tienen que salir a la luz ,tarde o temprano, quieras o no.